El desayuno equilibrado… educando en salud. Nuestros escolares “aprenden” a desayunar bien

Publicado: 21 abril, 2016 en Actividad física y Salud, Cosas de clase

Un desayuno diario equilibrado repercute positivamente en el mantenimiento de la salud, en el rendimiento intelectual y físico y previene enfermedades futuras.

Escolares de 2º, 6º y 1º de Primaria participarán los días 22, 26 y 29 de abril respectivamente, en una nueva edición del proyecto “Desayunos Saludables. 1º Desayuna, después, ¡cómete el día!”, un proyecto de Educación para la Salud que fomenta el Desayuno Saludable con el objetivo de sensibilizar a toda la comunidad escolar.

El hábito del desayuno es importante a cualquier edad y debe mantenerse en todas las etapas de la vida.

Una correcta alimentación, fundamental para conseguir un buen estado de salud, comienza por un desayuno adecuado. El desayuno aporta la energía y los nutrientes que el organismo necesita para empezar el día después de largas horas de ayuno transcurridas desde la cena.

Es necesario desayunar todos los días para conseguir un óptimo rendimiento físico e intelectual así como para equilibrar el aporte de nutrientes a lo largo del día.

Desayunar es algo más que tomarse un vaso de leche…

Se ha demostrado que los niños que no desayunan, o lo hacen incorrectamente, suelen tener más problemas escolares que aquellos que realizan un desayuno completo y correcto. Según datos proporcionados por diversos estudios, la omisión de esta comida aminora la eficiencia física y mental, la creatividad, el trabajo y el rendimiento escolar en las últimas horas de la mañana.

Desayunando rendirás mucho más, mejorará tu capacidad de atención y estarás más fuerte.

Empieza el día con un desayuno completo (cereales, lácteos y frutas). Lo ideal es dedicarle entre 15 y 20 minutos de tiempo y hacerlo acompañado. Recuerda… 1º Desayuna después, ¡cómete el día!

Hay un dicho popular que dice…

“Desayuna como un Rey, come como un Príncipe y cena como un Mendigo”

Pero no te olvides de la comida a media mañana y la merienda (debemos repartir el consumo de alimentos en 4 ó 5 comidas al día), la hidratación y realizar actividad física a diario.

Echa un vistazo a esta infografía del grupo Eroski. Fuente: consumer.es

+ inform. A la escuela, no sin desayunar (En Familia, Asociación Española de Pediatría) – Estudio sobre Hábitos de Desayuno en la Infancia (Asociación Española de Pediatría Social)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s